Partos por cesárea ➡ 5 cosas que debes saber sobre la cesárea

Conoce todos los detalles sobre los partos por cesárea

¿Qué esperar del parto por cesárea?

Partos por cesárea: la cesárea es un procedimiento quirúrgico, el cuál consiste en hacer un corte en el abdomen y el útero.

Este procedimiento se realiza a fin de extraer al bebé.

Hay casos en que la cesárea se debe practicar de emergencia, pero por lo general, es un procedimiento que se programa anticipadamente.

¿Cuándo se debe programar una cesárea?

Los Partos por cesárea se pueden programar cuando se dan las siguientes situaciones:

  • Si anteriormente tuviste una cesárea con corte vertical en el útero o haz tenido más de una cesárea normal.

En estos casos, existe el riesgo de que el útero se rompa durante el parto vaginal.

  • Si la mujer embarazada ha sufrido alguna cirugía uterina como una miomectomía o extracción quirúrgica de fibromas.
  • Si la mujer está esperando más de un bebé, algunos casos de gemelos pueden nacer por parto vaginal, pero si se trata de trillizos o más, se debe realizar una cesárea.
  • Si se evidencia macrosomia (el tamaño del bebé es muy grande).
  • Si el bebé no se posicionó de manera correcta y viene de nalgas o en posición transversal.
  • Cuando la placenta esta abajo en el útero y cubre el cuello uterino.
  • La mujer embarazada tiene un fibroma o una obstrucción que impida el parto vaginal.
  • Si el bebé presenta alguna anomalía fetal o una enfermedad que implique complicaciones en partos vaginales.
  • Si la mujer es VIH positivo.

¿Cuáles son las razones para realizar una cesárea de emergencia?

La mujer embarazada podría necesitar una cesárea de emergencia si se presentan los siguientes casos:

  • Cuando el cuello uterino deja de dilatarse y el bebé comienza a descender por el canal del parto.
  • Si la frecuencia cardíaca del bebé disminuye o preocupa al médico
  • Cuando el cordón umbilical se desliza por el cuello del útero, ya que el bebé necesitará nacer de inmediato.
  • Si la placenta comienza a desprenderse de las paredes del útero, ya que el bebé no tendrá suficiente oxígeno.
  • Si la mujer presenta algún tipo de herpes genital ya que la cesárea protegerá al bebé de alguna infección.

¿Cuál es la preparación para una cesárea?

Antes de decidir tener a tu bebé por cesárea, debes conversar con tu médico a fin de determinar que es lo más conveniente para ti y para tu bebé.

Antes de iniciar el proceso, el médico obstetra hablará contigo y te dará algunas indicaciones finales.

Asimismo, el anestesista te hablará de las distintas opciones que existen para aliviar el dolor.

En la actualidad es muy raro que se administre anestesia general, a menos que se trate de alguna emergencia extrema.

Las anestesias más usadas son la epidural o espinal, las cuales insensibilizan la parte inferior del cuerpo, pero te mantendrá consciente durante el nacimiento de tu bebé.

Antes de la cirugía, se le suministra toda la medicación necesaria para la madre a fin de que esté anestesiada.

Después de que estés anestesiada, te introducen una sonda para poder drenar la orina y se inicia una infusión intravenosa de fluidos y medicación y te trasladan al quirófano.

Es probable que te administren antibióticos vía intravenosa aunque algunos médicos recomiendan hacer eso después de la cesárea.

Antes de comenzar el proceso, colocarán una sábana que cubrirá la zona en donde se realizará la incisión para que no puedas ver el proceso.

Partos por cesárea

¿Cómo se realiza la cesárea?

Cuando la anestesia ha surtido efecto se desinfecta el área del vientre y se realiza una incisión horizontal sobre pubis.

Después el médico debe ir cortando el tejido subyacente capa a capa hasta llegar al útero.

Los músculos abdominales se separan manualmente por lo general sin cortarlos.

Una vez que se llega al útero se hace un corte horizontal en el segmento inferior.

Rara vez el médico debe realizar un corte úterino vertical.

Esto podría ocurrir si se trata de un bebé prematuro.

El médico mete la mano y saca al bebé, una vez que el cordón sea cortado, podrás ver a tu bebé un instante antes de que el médico se lo entregue a la pediatra o la enfermera.

El médico saca la placenta y sutura la incisión mientra el equipo médico revisa a tu bebé.

Una vez que haya sido revisado el bebé pueden acercarlo a ti para que lo acaricies o tu pareja lo sostenga.

Los puntos utilizados se disuelves en tu cuerpo, mientras que los puntos de la última capa si podrían requerir que el médico los retire.

Una vez finalizado el proceso, eres trasladada a una sala de recuperación, donde eres monitoreada por algunas horas.

Deberás estar hospitalizada de 3 a 4 días antes de que puedes ir a tu casa.

Partos por cesárea

Conoce los riesgos de una cesárea.

Esta es una cirugía abdominal importante, por lo que presenta más riesgos que el parto vaginal.

Una vez que se haya sometido a una cesárea, la mujer estará propensa a contraer alguna infección, hemorragias o coágulos de sangre.

Algunas mujeres sufren lesiones en la vejiga o el intestino (aunque esto no sucede siempre).

Los bebés que nacen por cesárea antes de las 39 semanas de gestación, son más propensos a sufrir problemas respiratorios.

Asimismo, si planeas tener más embarazos, la cesárea incremente el riego de tener complicaciones a futuro.

Siempre debes consultar con tu médico y tomar la mejor decisión para ti y tu bebé.

Las mujeres chilenas prefieren la cesárea.

Partos por cesárea ➡ 5 cosas que debes saber sobre la cesárea
5 (100%) 2 votos

Tags
Leer artículo completo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close